¿Cómo puedo proteger a mi bebé de la COVID-19?

Es normal que, si tienes un bebé, estés preocupada por cómo puede afectarle la infección por el nuevo coronavirus, llamada COVID-19.

La buena noticia es que con la evidencia que tenemos hasta el momento, los bebés casi nunca tienen una enfermedad grave por coronavirus. Es más, si llegan a infectarse, pueden no tener síntomas. Sin embargo, este nuevo coronavirus puede afectar a los bebés de otras maneras, debido a la situación general causada por esta epidemia, como son los problemas relacionados con el acceso a los servicios sanitarios y a ciertos productos de consumo; también, el cierre de guarderías y el no disponer de la cuidadora habitual. Es importante tenerlo en cuenta y estar preparados. Estas son algunas recomendaciones que pueden ayudarte a que tu bebé siga sano y no necesite cuidados médicos. Protegiendo a tu bebé, ayudarás a que las personas de alrededor, más vulnerables o con mayor riesgo de presentar complicaciones por esta infección, también estén protegidas.

Mantener una buena higiene es muy importante

Además de mantener las medidas habituales de higiene propia, es fundamental practicar, tal y como recomiendan las autoridades sanitarias, lo siguiente: el lavado frecuente de manos con jabón, siempre antes de coger a tu bebé, evitar el contacto cercano con otras personas- en la medida de lo posible- , toser o estornudar protegiéndose con el codo doblado y siempre evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, ya que el virus entra a nuestro organismo a través de las mucosas de estas zonas. Lavarse bien la cara antes de coger a tu bebé también es una buena medida. Como bien sabemos, los bebés no dejan de ponerse las manos en la boca. Para protegerles de cualquier infección, debemos lavarles bien la cara y las manos, así como limpiar con frecuencia las superficies y aquellos objetos que puedan tocar.

Asegúrate que sus vacunas están al día

Las medidas de vacunación que se practican en nuestro entorno son el método más seguro y efectivo del que disponemos para proteger a los bebés y a los niños de otras enfermedades causadas por virus y bacterias. Si mantienes el calendario de vacunación de tus hijos al día, siguiendo los consejos de su pediatra, les estás protegiendo y minimizando la posibilidad de que necesiten atención médica en una situación en la que el sistema sanitario tiene otras prioridades.

Si estás dando de mamar (lactancia materna)

Debes saber que la leche materna contiene ingredientes muy importantes que ayudan a tu bebé a prevenir y luchar contra las infecciones.

La recomendación, siempre que se pueda, es alimentar a los bebés exclusivamente con leche materna hasta que tengan 6 meses y continuar haciéndolo combinado con otras formas de alimentación a partir de esa edad. La lactancia materna, en bebés de menos de 6 meses, reduce la necesidad de tratamiento médico y hospitalización. Si tu bebé tiene más de 6 meses y continúas dándole de mamar, la lactancia materna le ayudará a protegerse contra otras enfermedades hasta que esta pandemia por el nuevo coronavirus haya pasado.

Si usas la leche infantil en polvo

Debes tener especial cuidado cuando prepares los biberones para tu bebé. Lávate muy bien las manos con jabón antes de prepararlo, lava cuidadosamente el biberón y esterilízalo después de cada uso. Prepara la leche infantil en polvo con agua caliente, teniendo la precaución de dejar que se enfríe y comprueba que no esté demasiado caliente antes de dárselo a tu bebé.


Asegurarse las provisiones de artículos necesarios para el bebé

Se recomienda que tengas en casa las provisiones necesarias, de uso diario, para el cuidado de tu bebé, como por ejemplo pañales, para unas dos o tres semanas. Si le estás dando a tu bebé lactancia artificial, asegúrate de comprar suficientes provisiones de leche infantil en polvo para cubrir unas tres semanas, pero comprueba siempre la fecha de caducidad del producto.

¿Qué pasa si la mamá se contagia por el nuevo coronavirus?

Las madres tienen mayor riesgo de enfermar por COVID-19 que sus bebés. Si tuvieras síntomas como fiebre, tos o dificultad para respirar, ponte en contacto con el sistema de salud y sigue las instrucciones que se estás facilitando. El principal motivo por el que UNICEF recomienda continuar con la lactancia materna, en casos en que la madre estuviera infectada, siempre aplicando las medidas preventivas necesarias, es porque se tienen en cuenta, los beneficios de la leche materna y también que la leche materna no parece tener un papel importante en la trasmisión de otros virus respiratorios. Estas son las medidas a poner en práctica para prevenir que contagies a tu bebé: llevar una mascarilla de protección siempre que estés con el bebé, incluso durante la lactancia, lavarse bien las manos con jabón, antes y después de estar con el bebé, finalmente, limpiar y desinfectar las superficies y los objetos que toca el bebé, incluidos los utensilios de alimentación (biberones, cucharas, platos, etc…). Si por motivos de salud la madre no pudiera hacerse cargo del bebé, UNICEF recomienda sacarse la leche y seguir las mismas recomendaciones para prevenir la infección: lavarse bien las manos antes y después de extraer la leche, así como lavar muy bien los diferentes elementos del sacaleches.


Así, por ejemplo, en casos de infección por el virus respiratorio de la gripe, el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recomienda continuar con la lactancia materna o bien sacarse la leche, siempre manteniendo las medidas preventivas necesarias. No hace ninguna recomendación específica (no se pronuncia) sobre cómo actuar ante otros virus respiratorios de la misma familia del nuevo coronavirus como son el SARS o el MERS. En el caso del COVID-19, el CDC, igual que hace UNICEF, considera que la leche materna es la mejor fuente de nutrición para los bebés. Sin embargo, como aún desconocemos muchos aspectos de esta infección, recomienda que la madre tome la decisión de continuar o no con la lactancia materna en coordinación con la familia y el personal de salud. En cualquier caso, recomienda que siempre se haga tomando todas las medidas de prevención anteriormente comentadas.

Pon en práctica estas recomendaciones para que tanto tú, como madre, tu entorno y tu bebé podáis estar seguros. Recuerda que está en tus manos el proporcionarles el mejor cuidado.


39 Oriente #19 - int. 201

Col. Huexotitla, Puebla 
(Atrás del Parque Juárez cerca de Plaza Dorada)
22.27.36.02.28
22.22.19.88.38
agugu-tata.com

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco